Article  | 

El impacto del 5G en la Industria 4.0

SHARE

La automatización industrial está ganando terreno, y se prevé que el 5G influya drásticamente en la evolución de este sector. La llegada de una nueva generación de tecnología inalámbrica podría tener una influencia decisiva en la cuarta revolución industrial, la llamada “Industria 4.0”.

 

Precisamente este tema, el del impacto del 5G en la Industria 4.0, ha sido el protagonista de una de las últimas sesiones de Deep Tech Talks, el programa de encuentros organizado por The Collider y GoHub que reúne a empresas, inversores y startups con el objetivo de impulsar la implementación del deep tech en sectores estratégicos españoles. Esta sesión convocó a representantes de la industria tecnológica europea que debatieron sobre los últimos avances y los desafíos del 5G, así como sobre las oportunidades que ofrece esta tecnología a la industria.

¿Qué es la tecnología 5G?

El 5G es la tecnología de telefonía móvil de quinta generación. Ha sido diseñada para mejorar la conectividad, la velocidad y el rendimiento.

 

El 5G es extremadamente rápido: su velocidad de descarga y subida es mucho mayor que la de las tecnologías anteriores. De hecho, se considera que el 5G es entre 10 y 20 veces más rápido que el 4G LTE. Además, tiene mucha más capacidad que otros sistemas de tecnología inalámbrica, ya que admite la conexión simultanea de miles de dispositivos.

 

Una de las características más significativas del 5G es su baja latencia. La latencia es la velocidad a la que un dispositivo inalámbrico responde ante una orden. El 5G, con una latencia tremendamente breve, tiene una capacidad de respuesta prácticamente instantánea.

 

El 5G también es más fiable que el 4G, y es cada vez más común en zonas donde las infraestructuras fijas son limitadas. Esta tecnología permite disponer de banda ancha sin necesidad de instalar cables.

 

Por otra parte, el 5G tiene características adaptadas a los requisitos específicos de ciertas aplicaciones, lo que lo hace mucho más flexible. Tal y como explicó Atte Länsisalmi, director de Programas de Nokia Networks, en la sesión de Deep Tech Talks dedicada al 5G, “el verdadero atractivo del 5G reside en la posibilidad de que una única red sea capaz de aceptar y dar soporte a distintos usos, incluso a aquellos que no guardan relación con los propios procesos”.

 

Pero la llegada del 5G no solo nos permitirá utilizar las aplicaciones actuales de forma más rápida y segura, con la consiguiente mejora de la velocidad y la eficacia de los teléfonos móviles. Esta tecnología también acelerará la interconectividad, la automatización y el aprendizaje automático, lo que abrirá las puertas a todo un mundo de aplicaciones innovadoras en los procesos industriales.

¿Cuáles son las aplicaciones del 5G en los procesos industriales?

Una de las principales aplicaciones del 5G en estos procesos son las máquinas inteligentes, que pueden operar sin ayuda humana. Estas máquinas pueden responder a datos en tiempo real para simplificar los procesos y hacerlos más eficientes, lo que tiene como resultado un aumento de la productividad y la precisión. Además, también permiten recoger eficientemente datos de las mismas máquinas para predecir averías y otras situaciones semejantes, y tomar medidas preventivas que reduzcan los costes asociados a las mismas.

 

El internet de las cosas permitirá que las fábricas del futuro cuenten con herramientas de optimización de la producción y sensores para monitorizar ciertos aspectos de la producción. Para conectar todos estos equipos será necesario contar con la flexibilidad, la alta capacidad y la baja latencia que ofrece el 5G.

 

Por ejemplo, en la región de Baviera, Bosch Rexroth ha desarrollado una línea de producción modular en la que todos los equipos están conectados con tecnología 5G que permite monitorizar todas las máquinas de forma precisa y simultánea.

 

Los famosos vehículos sin conductor son otra de las aplicaciones del 5G. Para que funcionen correctamente, necesitan mapas con una ingente cantidad de información muy precisa, y la única tecnología que cuenta con el ancho de banda y la tasa de latencia que se necesita para trabajar con estos datos es el 5G.

 

La robótica, por su parte, es otro de los campos que va a revolucionar el funcionamiento de los procesos industriales. El 5G permite que los cálculos y operaciones que necesitan los robots para funcionar puedan llevarse a cabo de forma remota, y no en voluminosos ordenadores instalados en la misma máquina como hasta ahora. Esto sin duda, afectará positivamente al diseño de los robots y a sus capacidades.

 

El 5G también facilita la implementación de la realidad aumentada, una herramienta muy útil para la detección de averías o la formación de los trabajadores, entre otras aplicaciones.

 

Esta nueva tecnología móvil también puede mejorar las aplicaciones industriales ya existentes. No solo se dispondrá de redes más rápidas y de mayor calidad, sino que la red 5G, con una fiabilidad del 99,999 % permite minimizar los riesgos de inexactitud, pérdida de datos o de accesos no autorizados.

 

¿Qué implicaciones tiene el 5G en el futuro del sector industrial?

Los retos del 5G

A pesar su enorme potencial, el 5G también presenta nuevos problemas para la fabricación. En primer lugar, los trabajadores necesitarán formación específica para poder operar y gestionar los procesos de fabricación en un entorno al que no están acostumbrados. Unas tecnologías tan complejas requieren conocimientos profundos, lo que puede resultar en una escasez de mano de obra cualificada.

 

También entran en juego los costes. Las empresas industriales necesitan tener la certeza de que la inversión en 5G puede generar valor suficiente que la haga rentable. Además, se trata de un sector que tradicionalmente se mueve con lentitud y puede que le cueste mucho tiempo monetizar y poner en marcha el 5G.

 

Otro de los problemas es el espectro. Los dispositivos que se comunican de forma inalámbrica necesitan un cierto espectro. Puesto que las distintas bandas del mismo tienen usos diferentes, es necesario administrarlas con sumo cuidado. Lo ideal sería que las plantas de fabricación se encargaran de la instalación y mantenimiento de su propia red 5G, y contaran con su propio espectro, de manera que pudieran configurar la red de acuerdo con sus necesidades para obtener mayor control, calidad y seguridad.

 

Sin embargo, el espectro es algo limitado y las bandas están normalmente en manos de un puñado de operadores consolidados que probablemente no estén dispuestos a ceder sus privilegios a redes privadas. Ante esta limitación, los gobiernos tendrían que tomar cartas en el asunto y regular un uso compartido entre redes públicas y privadas. En Alemania, por ejemplo, existe un espectro reservado exclusivamente para la industria, un modelo que puede servir de ejemplo a otros gobiernos para definir la distribución del espectro y sistemas de acceso por medio de licencias, tal y como declaró Atte Länsisalmi en su intervención.

 

Las posibilidades del 5G en los procesos industriales

Según Miquel Martí, CEO de Barcelona Tech City, “el 5G nos abrirá la puerta a soluciones que transformarán nuestra forma de vivir, movernos y producir. Es decir, será una nueva revolución”.

 

El 5G ofrece grandes oportunidades para el sector industrial, ya que, por un lado, permitirá mejorar la conectividad y, por otro, dará paso al desarrollo de interesantes aplicaciones de la robótica y la inteligencia artificial. Las predicciones apuntan a que seremos testigos de la creación de robots más ágiles y eficientes que desempeñen diversas tareas en las fábricas, lo que acelerará la automatización de la industria. En definitiva, el 5G puede resultar en aumento significativo de la productividad y el rendimiento de los procesos industriales.

 

 

The Collider: superar los límites de lo posible

The Collider tiene como objetivo lograr que las tecnologías más prometedoras reciban la financiación que se merecen, y para ello reúne a investigadores, empresas y emprendedores en un esfuerzo colaborativo de creación de startups disruptivas dedicadas a utilizar la transformación digital para conseguir un cambio global. Nuestro programa de transferencia tecnológica cuenta con el respaldo de Mobile World Capital Barcelona, y aspira a conectar el talento científico y el emprendedor con el objetivo de llevar las últimas innovaciones al mercado.