Article  | 

Extendiendo la realidad: el auge de la realidad mixta y sus aplicaciones en entornos empresariales

SHARE

La realidad aumentada y la realidad virtual son ya habituales en el sector de la inteligencia artificial y, a medida que se vuelven menos costosas y empiezan a estar más disponibles para su uso masivo, su popularidad va en aumento. De hecho, el mercado global de realidad aumentada (RA) y realidad virtual (RV) ha alcanzado los 18.800 millones de dólares en 2020 a raíz de las nuevas e innovadoras aplicaciones que han ido encontrando distintas organizaciones y start-ups.

 

Pero, a pesar de que la RA y la RV se han ido refinando y popularizando con el tiempo, la línea que separa ambos conceptos es cada vez más borrosa. Esto ha desencadenado el surgimiento de la “realidad mixta”, que, como su propio nombre indica, es una combinación de ambas, así como la creación del término “realidad extendida”, que combina la RA, la RV y la realidad mixta.

 

Aunque, en muchos casos, el uso de nuevos términos responde a una táctica de marketing para dar un giro a conceptos antiguos, la realidad mixta no tiene nada que ver con eso. Esta tecnología proporciona una nueva solución a los problemas actuales, por lo que se debe entender de manera independiente. La realidad mixta es una respuesta a las limitaciones de la RA y la RV, y ofrece una experiencia más útil y atractiva que mejora nuestro entorno actual. Además, la realidad extendida, es decir, el uso combinado de estas herramientas, se está volviendo cada vez más beneficiosa para las empresas.

 

¿Cuáles son las limitaciones de la realidad aumentada y la realidad virtual?

Podemos entender la realidad aumentada y la realidad virtual como un mismo concepto que existe en extremos separados de un espectro. Aunque ambas tienen el objetivo de cambiar nuestra realidad actual a través de medios digitales, sus enfoques no tienen nada que ver. Por un lado, tenemos la realidad virtual, que presenta una realidad completamente diferente de la que habitamos actualmente. Por otro, tenemos la realidad aumentada, que nos ofrece una visión del mundo físico, pero cambiado (o aumentado), a través de un entorno digital, normalmente por medio de una pantalla.

 

Como experiencia totalmente inmersiva, la realidad virtual tiene muchas aplicaciones. Aunque inicialmente se entendía como una tecnología basada en el entretenimiento, ahora se utiliza para todo, desde los procesos de contratación hasta la formación, entre otros. Pero la parte negativa de la realidad virtual es el control del entorno, ya que no tiene cabida para nuestra realidad cotidiana. Es un todo o nada que se aleja demasiado del mundo real como para aplicarlo a situaciones del día a día.

 

En el otro extremo del espectro se encuentra la realidad aumentada, que no es más que nuestro mundo actual, pero con algunos complementos digitales. En los últimos años, hemos podido ver varios ejemplos famosos de realidad aumentada, desde la locura de Pokémon GO en 2016 hasta dispositivos como Google Glass. Al igual que ocurre con la realidad virtual, existen aplicaciones menos conocidas pero igualmente innovadoras de esta tecnología que están cambiando numerosos sectores.

 

Mientras que la realidad virtual resulta demasiado extrema en algunos casos, la realidad aumentada presenta el problema opuesto. La verdad es que puede llegar a ser un poco decepcionante, ya que nuestra realidad actual es la que predomina durante toda la experiencia. Normalmente, se queda en poco más que un complemento, y no es suficiente para dar respuesta a situaciones o problemas más complejos.

 

El punto medio

Al fusionar lo mejor de cada tecnología, podemos producir una realidad híbrida, inmersiva e informativa que nos permite colaborar, innovar y proyectar posibilidades de futuro de manera más eficiente.

 

Una de las principales ventajas de la realidad mixta es que se complementa con el entorno actual para ofrecer una experiencia más fluida para los usuarios que proporciona datos relevantes o realidades alternativas cuando es necesario. El primer producto que integró estas posibilidades llegó en 2016 con las Hololens de Microsoft, un ordenador integrado en unas gafas que cambiaban el entorno. A pesar de sus inconvenientes (principalmente, un campo de visión limitado), las Hololens tuvieron una buena acogida, especialmente por su increíble potencial.

 

En la reseña de Mashable sobre las Hololens, el autor habla sobre cómo jugar a diferentes juegos usando esta tecnología. Pero lo cierto es que el entretenimiento no es más que una idea complementaria de lo que se puede hacer con esta herramienta de realidad mixta. De hecho, la edición más reciente cuesta 3.500 dólares, por lo que está claro que el comprador medio no es el público objetivo de Microsoft. Parece que están más centrados en sus aplicaciones empresariales.

 

Su uso en el mundo real

Al igual que la RV y la RA, la realidad extendida y la realidad mixta se pueden usar para todo lo que puedas imaginar, y en un entorno innovador de start-ups, eso significa que las aplicaciones son ilimitadas. Desde innovaciones en la asistencia médica hasta experiencias de formación más personalizadas, la realidad mixta y la realidad extendida están demostrando que tienen el potencial de cambiar las cosas.

 

La start-up Mental XR de The Collider ofrece un ejemplo de cómo la realidad extendida (la combinación de la RA, la RV y la RM) se puede utilizar en un futuro muy próximo. El uso que Mental XR está haciendo de la realidad extendida puede suponer un gran avance en el diagnóstico y el tratamiento de problemas neurocognitivos en niños con síndrome alcohólico fetal. Las soluciones, dirigidas a profesionales de la salud, incluyen herramientas de diagnóstico y un espacio de tratamiento y estimulación neurocognitiva que utiliza la realidad virtual.

 

En los entornos comerciales, esta tecnología permite guiar a los ingenieros paso a paso, con indicaciones visuales y por colores de todo lo que deben hacer. En el ámbito de la construcción, ofrece la posibilidad de ver el edificio terminado delante de nosotros, lo que permite planificar con mayor precisión la ubicación de los materiales, la organización de los trabajadores, etc.

 

Más allá de las aplicaciones en entornos sanitarios o comerciales, la realidad mixta también puede resultar muy útil en las primeras fases más colaborativas de las start-ups. Y eso lo sabemos muy bien en The Collider. Por eso, apoyamos iniciativas de deep tech especializadas en realidad mixta y ofrecemos esta tecnología como una herramienta de desarrollo.

 

Es hora de dejar de pensar en los términos opuestos de la realidad aumentada y la realidad virtual. La realidad mixta y la realidad extendida son el futuro; y en The Collider, el futuro ya ha llegado.

 

The Collider: un programa pionero de transferencia tecnológica 

The Collider es un programa de creación de empresas que busca conectar las esferas de la ciencia, la empresa y el emprendimiento. Este proyecto de innovación fomenta iniciativas de transferencia tecnológica que conectan la ciencia y el talento empresarial para crear start-ups disruptivas basadas en la tecnología. The Collider es una iniciativa tecnológica de Mobile World Capital Barcelona, que pretende impulsar la transformación digital de la sociedad para ayudar a mejorar la vida de las personas en todo el mundo.