Article  | 

¿Qué impacto tendrá la COVID-19 en los fondos para startups?

SHARE

Las startups han sido un componente fundamental de los fondos de capital de riesgo durante los últimos años. A principios del 2020, las expectativas no podían ser más altas. Durante los dos años anteriores, el número de startups fundadas anualmente había sido de 25 000, y 2019 fue vio la segunda inversión en dólares más importante de la última década. Pero la COVID-19 ha supuesto una amenaza nuestra salud física y económica, y los economistas predicen lo peor. En vista de la situación del mercado, se prevé que los fondos de capital de riesgo para startups de España y del resto de Europa sufran un gran impacto.

 

Pero aunque hay expertos que temen lo peor, muchos fondos de capital de riesgo están listos para hacer frente al desafío. Si han podido sobrevivir a las crisis anteriores, ¿por qué no a esta?

 

Los capitales de riesgo están estudiando las crisis anteriores y dando prioridad a los sectores que pueden prosperar en el panorama actual, adoptando soluciones que van desde centrarse en las sociedades de su cartera hasta establecer rondas de fondos a corto plazo. Las tecnologías diseñadas para ayudar a combatir el virus y responder a la nueva normalidad se van a convertir en objetivos clave de las estrategias de inversión selectiva de las empresas de capital de riesgo. De hecho, el sector de I+D se podría beneficiar de esta crisis, y las empresas de salud y tecnologías médicas ya están mostrando signos positivos.

 

Las ofertas disminuirán

 

Muchas empresas de capital de riesgo están desacelerando. Según Crunchbase, la COVID-19 ha afectado de forma inmediata a entre 5000 y 7000 startups por trimestre, unas empresas cuyo crecimiento depende de los fondos de riesgo. Las startups de movilidad, viajes y alojamiento han visto desaparecer su mercado de la noche a la mañana, y muchas startups unicornio muy valoradas han tenido que recurrir a los bancos.

 

“La mayoría de las empresas deberían esperar una ‘nueva normalidad’ después de unas pocas rondas, con más ofertas sindicadas y probablemente más cautela en la evaluaciones”. Esto es según Romain Lavault, de Partech, una opinión de la que se hace eco Sander Vonk, de Volta Ventures. “En Volta Ventures esperamos una fuerte caída del número de ofertas en el segundo trimestre, con una recuperación lenta en los trimestres tercero y cuarto, dependiendo de la duración del impacto financiero de la coronavirus”.

 

Esta tendencia se extiende a los inversores de capital de riesgo corporativos, que son los que han impulsado gran parte del crecimiento del mercado de capital de riesgo en los últimos años. Para los CVC de todo el mundo, las decisiones de inversión están siendo pospuestas o examinadas con gran detalle. “Obviamente, con este panorama de aclimatación, todos los gastos pasan por un proceso de revisión muy minucioso”, dice Pradeep Tagare, director de un fondo corporativo de capital de riesgo de 250 millones de dólares en la empresa británica de energía National Grid. “Una de las primeras cosas que se ven afectadas es el capital de riesgo, porque es fácil retirarse”.

 

Se priorizarán las carteras existentes

 

Muchas empresas de capital de riesgo están consolidando las carteras que ya tienen y reduciendo el número de inversiones nuevas. De acuerdo con Max Bautin, socio director del fondo de etapa inicial IQ Capital, “Estamos invirtiendo mucho esfuerzo en la cartera que ya tenemos para enfrentarnos a los desafíos y las oportunidades actuales”.

 

Debido a las restricciones de los desplazamientos, las reuniones en persona han pasado a ser algo del pasado, y así es más difícil forjar relaciones empresariales. Tim Levene, de la empresa de capital de riesgo de fintech Augmentum, afirma que su máxima prioridad es la cartera existente de la empresa. “Es poco probable que nos lancemos urgentemente a ofrecer capital a empresas con las que no tenemos no ninguna relación”.

 

Y esa ayuda no es solo financiera. Jeff Richards, socio director de GGV Capital (uno de los primeros inversores de Slack, Alibaba y Lime) dijo a Bloomberg News que había estado en contacto con directores generales y fundadores de empresas de su cartera para asesorarles en esta crisis. ¿Su mejor consejo? “Sé un líder, ten confianza y aumenta el nivel de comunicación con tu equipo”.

 

Crisis anteriores

 

A pesar de las difíciles circunstancias, y con el fin de la pandemia aún poco claro, los fondos de capital de riesgo están preparados para el desafío. Desde la perspectiva actual, las empresas pueden analizar las crisis económicas anteriores y obtener información valiosa para esta situación. Volviendo a la crisis de 2008, vemos que aunque algunas empresas se vieron obligadas a cerrar, otras salieron adelante reforzadas. Empresas como Slack, Lyft y Pinterest siguieron aumentando sus fondos y hasta consiguieron completar varias rondas iniciales en la incertidumbre de la recesión, mientras que otras como Netflix aprovecharon la situación para avanzar.

 

Para algunos fondos de capital de riesgo, la situación actual no pinta tan pesimista como la de las crisis anteriores. Artturi Tarjanne, cofundador del fondo de capital de riesgo más antiguo de Finlandia, Nexit Ventures, cree que se usarán fondos públicos para remediar la situación, y de forma más rápida y activa que durante la crisis económica del 2000. Deja claro también que aprender de las crisis anteriores significa reevaluar la manera en que los fondos de capital de riesgo valoran sus inversiones potenciales. Aunque el potencial de crecimiento es el factor más importante cuando el mercado es próspero, en una situación económica tensa, el foco se debe poner en la rentabilidad. Los inversores no quieren invertir dinero en negocios con pérdidas, y necesitan saber cuándo empezará a haber ganancias.

 

Cuando la rentabilidad es un factor tan importante, no es ninguna sorpresa que los capitales de riesgo den prioridad a las industrias que saben que pueden obtener provecho en una crisis económica, como la tecnología.

 

Con la mirada en la tecnología

 

La industria tecnológica tiene todo lo necesario para mantenerse, y hasta prosperar, durante la crisis económica, según los datos que Kareem Aly, director de Thomvest Ventures, ha recogido para un análisis de Crunchbase. Por este motivo, los fondos de capital de riesgo se están centrando en los campos de la tecnología y el I+D, especialmente en aquellas empresas que diseñan productos y servicios con impacto social. Empresas como 4impact y Blossom Capital están creando nuevos fondos para startups de alto potencial centradas en crear soluciones útiles para el coronavirus.

 

Algunas empresas van más allá y enumeran las tendencias que seguirán creciendo en un mundo pospandemia. A partir de ahora, hay algunos sectores que serán de particular interés para los inversores, desde la oficina del futuro hasta los servicios de salud en línea. En Goldman Sachs, Clif Marriot, codirector del Grupo de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones para EMEA, observa que la crisis de la COVID-19 está acelerando el crecimiento del comercio electrónico y del software colaborativo. En el campo del teletrabajo, por ejemplo, la crisis ha beneficiado a empresas como Slack o Zoom, mientras que Amazon ha visto un crecimiento continuado debido al aumento de las compras online favorecido por el confinamiento y las medidas de distanciamiento social.

 

Pero no son solo los fondos de riesgo los que están impulsando los negocios. En 2020, la Comisión Europea va a lanzar el Fondo de Innovación, una iniciativa que se centrará en las tecnologías más innovadoras y en los proyectos que puedan aportar reducciones significativas a la huella de carbono. Con un presupuesto de alrededor de 10 000 millones de euros, el fondo impulsará el crecimiento y la competitividad de las empresas europeas, contribuyendo con hasta el 60 % del capital adicional y los costes operativos relacionados con la innovación. Teniendo esto en cuenta, la transferencia tecnológica será vital para aprovechar este impulso y establecer empresas financieramente estables y con impacto.

 

Optimismo en The Collider

 

Los fondos de riesgo siempre buscan startups tecnológicas innovadoras. En The Collider conectamos investigadores, empresas y emprendedores para mejorar nuestro ecosistema y crear un impacto positivo en el conjunto de la sociedad. Promovido por el Mobile World Capital Barcelona, el programa The Collider sabe cómo maximizar la trasferencia tecnológica de las startups.