Q&A  | 

Cerrar el círculo: Teresa Tarragó nos explica cómo llevar los resultados de la investigación al mercado

SHARE

Teresa Tarragó, directora general de Exheus y una startup de la edición 2019-20 de The Collider, se graduó en Biología y posteriormente se doctoró en Biología Molecular en la Universidad de Barcelona. Aunque su carrera comenzó en el ámbito de la investigación, no tardó mucho en conectar el mundo de la investigación con el de los negocios. Teresa, que está en primera línea del cambiante panorama de la biotecnología, especialmente del español, nos habla de su carrera y su experiencia en The Collider.

Tu interés en la ciencia y en la tecnología, se ha extendido, con el paso del tiempo al mundo de los negocios. ¿Qué es lo que ha despertado este nuevo interés?

Mi formación y forma de pensar son las de una investigadora. Eso me sirve de mucho a la hora de entender la innovación y abordar los problemas desde perspectivas diferentes. Siempre he aplicado la metodología científica para entender lo que hay que hacer, y para analizar las opciones, algo muy útil para fundar una empresa, y para el emprendimiento en general. Se trata de una mentalidad de observación.  

  

He trabajado como investigadora asociada y dirigido equipos de investigadores y estudiantes. Una de las áreas de mis investigaciones ha sido el descubrimiento de nuevos medicamentos, en particular, medicamentos contra el cáncer. Fue un proyecto interesante, pero también un poco frustrante, ya que publicamos los resultados de las investigaciones en publicaciones de prestigio, pero luego no pasó nada.  

Con el paso del tiempo, ¿has acabado interesándote más en la tecnología?

Patenté algunos compuestos, pero en aquella época las universidades y las instituciones de investigación no disponían de tecnología para llevarlos al mercado. Quería un enfoque más comercial, para que la ciencia llegara a los pacientes al otro lado. Así que aproveché parte de mis investigaciones y negocié la transferencia de tecnología para fundar mi primera empresa, IProteos España, una spin-off de la Universidad de Barcelona.  

¿Qué piensas de la transferencia de tecnología y de su importancia en España?

En los últimos años, la conexión entre la tecnología y los negocios en España ha experimentado un cambio drástico. Las empresas modernas del sector tienen departamentos de transferencia de tecnología, y los científicos e investigadores quieren hacer que su trabajo llegue al mercado. Hay más inversores dispuestos a invertir en proyectos en fase inicial.   

  

Los mejores investigadores, científicos y líderes de opinión científica se encuentran en Cataluña, y su presencia es especialmente significativa en la investigación contra el cáncer, ya que esta comunidad cuenta con algunos de los mejores hospitales del mundo.  

  

Las políticas nacionales de innovación reconocen la importancia de llevar la ciencia al mercado, de aprovechar al máximo la ciencia que «cierra el círculo» para crear valor, nuevas empresas y empleo.  

Ahora eres CEO de Exheus, originalmente HealthxCode, fruto de tu participación en la edición 2019-2020 de The Collider. ¿Qué es Exheus? ¿Qué puedes contarnos de tu experiencia con The Collider?

Exheus mide la expresión génica, lo que nos indica cómo actúan los genes de nuestro cuerpo en un momento determinado. Utiliza la IA para dar una «puntuación» que mide la efectividad de la expresión génica en una situación determinada. Por ejemplo, si quieres correr la maratón de Barcelona en octubre y te estás entrenando, se te tomarán muestras antes y durante el entrenamiento, y luego después de la carrera. Se pueden ver los cambios en la recuperación, la eficiencia de la dieta, la probabilidad de sufrir una lesión y muchas más cosas. Esto puede monitorearse a lo largo del tiempo. Todos estos aspectos repercuten en el rendimiento, y puede ser muy peligroso si alguno de ellos tiene resultados negativos a la hora de participar en eventos de ultraresistencia.   

  

Así que nuestro público está compuesto por atletas más profesionales, pero no sirve solo para el deporte. También puede utilizarse para monitorear la salud; es muy útil para las medidas preventivas, por ejemplo.  

  

Conocí el programa The Collider el año pasado, cuando estaba buscando darle un giro a mi carrera profesional. Llevaba más de seis años dirigiendo proyectos y descubrí que The Collider buscaba un perfil de CEO. Me gustó mucho la tecnología y también el equipo, no solo su experiencia, sino también la calidad humana de los miembros. Cuando los conocí dije: «Quiero trabajar con ellos». Después de colaborar durante un mes en The Collider, decidimos crear una empresa.  

  

Tuve la suerte de encontrar un proyecto tan interesante y emocionante como el que buscaba. La combinación de científicos y empresarios fue como un experimento para ver si podían trabajar juntos. Fue muy interesante. Los mentores nos ayudaron a trabajar en equipo y también a comprobar si el equipo encajaba bien. The Collider da mucha importancia al equipo desde el primer momento. Si no puedes trabajar en equipo, es imposible crear una empresa.  

  

También me gustó la experiencia de networking. Antes del confinamiento, compartíamos una oficina con otros equipos, otros CEO. Fue una experiencia muy enriquecedora.  

¿Cuál fue el aspecto del programa más provechoso para ti y para tu equipo?

El coaching. No había conocido a los otros antes, y las sesiones de coaching fueron muy útiles para explicar nuestros objetivos, nuestras expectativas, para conocernos mejor y aclarar nuestras funciones en la empresa. Tuvimos una mentora muy buena, que hacía críticas muy constructivas y tenía muy buenas ideas. Nos ayudó a definir el modelo de negocio, a pensar en el futuro.  

Recientemente, hemos sido testigos de logros deportivos increíbles. ¿Qué papel jugarán soluciones como las vuestras en el futuro de los récords deportivos?

Ese no es el objetivo de nuestra tecnología. Queremos mejorar la calidad de vida de todas las personas. En un momento dado, alcanzaremos la capacidad máxima del cuerpo humano, y no queremos que las personas intenten convertirse en superhéroes. En mi opinión, lo más interesante es lo que podemos hacer con nuestra tecnología a nivel mundial: ayudar a las personas para que tomen conciencia de lo importante que es llevar un estilo de vida saludable.  

¿Has notado una mayor presencia de las mujeres en el área CTIM en los últimos diez años?

Desgraciadamente, no hay muchas mujeres en carreras CTIM, y lo que hay que hacer para cambiar esto no es una tarea fácil. No me siento muy optimista, ya que la situación apenas ha cambiado en los últimos diez años. Las chicas necesitan más modelos a seguir en ingeniería, inteligencia artificial y todos los campos de aplicación de las ciencias CTIM, pero esto no será suficiente. Las mujeres deben ocupar puestos directivos y tecnológicos, y creo que es necesario aplicar cuotas durante un breve período de tiempo.  

   

Es difícil. Hay empresas que no cuentan con ninguna mujer en la junta o los puestos directivos, e incluso hay empresas cuyos empleados son en un 90 % hombres. Como sociedad no podemos permitir esto. Cuando hablo en eventos donde no veo a ninguna mujer, no me gusta. Es algo que tenemos que cambiar.   

   

El consejo que le daría a cualquier mujer interesada en las CTIM es que no tenga miedo. Si tienen interés, que vayan a por ello, que crean en sí mismas. Puede parecer que la sociedad nos está poniendo piedras en el camino, pero no podemos dejar que eso nos afecte. Depende de nosotras impulsar el cambio y abrir las puertas a las futuras generaciones de mujeres. Juntas, con mayor representación, podemos lograr esto y más.